Cómo restaurar la madera de los altavoces

Cómo restaurar la madera de los altavoces

Cuando cuentas con unos altavoces de calidad en casa es necesario saber cómo mantenerlos de forma adecuada para garantizar que nuestra inversión dura el tiempo que debe durar. Hay altavoces cuyas cajas están hechas de madera, y aunque mucha gente olvida que esa es una parte fundamental del dispositivo es necesario tener presente cómo restaurarlas y mantenerlas adecuadamente conforme pasa el tiempo, pues precisamente la madera es un material que puede resultar muy sensible.

Además del paso del tiempo, el uso y los desplazamientos del altavoz pueden dañar la caja de madera, por lo que lo más probable es que llegue un punto en el que te encuentres con un altavoz que funciona a la perfección pero cuyo revestimiento necesita una reparación inmediata, ya no solo por estética sino porque, como puede resultar evidente, que una parte del aparato esté rota o en mal estado a la larga implicará que el altavoz deje de funcionar correctamente.

Si efectivamente te enfrentas al hecho de que la madera de tus altavoces está deteriorada, gastada o directamente rota por rozaduras o golpes que haya podido recibir desde que los obtuviste, en este artículo te contamos de forma rápida y fácil cómo restaurar la madera de los altavoces.

Qué hacer si la madera de los altavoces está dañada

Son muchos los motivos por los cuales la madera de tus altavoces puede estar dañada, desde un uso prolongado, un mal uso, un golpe accidental o incluso un envío irresponsable que haya provocado daños en la caja. Si el problema al que te estás enfrentando no es sencillamente que el tiempo ha desgastado algo la madera y buscas una forma de devolverle el brillo o el lustro al que estás acostumbrado, sino que efectivamente hay esquinas astilladas o golpes que te gustaría arreglar, si bien no es fácil es posible arreglarlo y conseguir un aspecto casi nuevo.

En primer lugar, lo ideal es que contactes con algún especialista en el tema, como es https://zococity.es/. Además de poder guiarte sobre la mejor manera de arreglar la madera de tus altavoces sin dañar nada del dispositivo, también te podrán recomendar un nuevo set en caso de que definitivamente no puedas solucionarlo y quieras adquirir uno nuevo. En cualquier caso, si estás decidido a reparar la madera de tus altavoces porque es un juego al que le tienes cariño o porque sabes que está en perfectas condiciones más allá de un par de esquinas, te gustará saber que no es complicado, aunque conseguir un resultado óptimo y apenas evidente será muy difícil.

Dependiendo del tipo de rotura o muesca que muestre la madera necesitarás recurrir a un material o a otro. Hoy por hoy existen diferentes herramientas para trabajar la madera, así como materiales tales como pasta de madera o masilla para madera. Tendrás que comprar un bote de esta sustancia y, poco a poco, ir llenando el agujero o el golpe que tenga la madera, hasta rellenarlo por completo y asegurarte de que está bien cubierto. En el caso de las esquinas no será complicado, pues bastará con darle la nueva forma de la esquina.

Una vez hayas terminado con la pasta para maderas, tendrás que dejar que se seque bien, pues si lo manipulas inmediatamente después no conseguirás nada más que empastrar todo el escenario. Lo ideal es esperar unas 24 horas para estar completamente seguro de que la masa está seca, pero en cualquier caso siempre puedes comprobarlo mediante el tacto (con cuidado).

Una vez estés seguro de que está completamente seco tan solo tendrás que lijar la parte del altavoz donde hayas puesto la masa para conseguir la forma que te interese. Esto es especialmente necesario en las esquinas para que no haya lados desiguales, consiguiendo una esquina igual de afilada que como estuviera antaño. Si se trata de una muesca o agujero en los laterales también será necesario lijar para conseguir que quede completamente liso. Cuando esté lijado, comprueba por el tacto que efectivamente se encuentra liso y que tiene la estética que estabas buscando, aunque solo sea en forma, y habrás finalizado este paso.

Evidentemente, la pasta para maderas que hayas utilizado no tiene por qué tener el mismo tono que la madera de tu altavoz, por lo que el siguiente paso será teñir la pasta de madera. Existen tintes específicos para ello, pero también venden una suerte de permanentes de diferentes color tierra no solo para que consigas una tonalidad mucho más cercana a la caja original de tu altavoz sino, también, para poder hacer los patrones que pudiera tener tu madera, pues no siempre tiene un resultado exclusivamente liso.

Finalmente, lo único que tendrás que hacer para acabar con el proceso es barnizar la madera del altavoz. En este caso sí te recomendamos aplicar el barniz sobre toda la superficie de madera en lugar de únicamente la parte que has tratado con la pasta y el tinte, pues de lo contrario el resultado final puede queda algo desigualado en cuanto a brillo,, y por lo tanto no sería completamente satisfactorio.

Cómo mantener correctamente la madera de los altavoces

No siempre se utiliza el mismo tipo de madera para fabricar altavoces, y por lo tanto no todos los modelos necesitarán de las mismas acciones de mantenimiento. Lo ideal es que consultes con un especialista, como el equipo técnico de Zococity, o consultes directamente con la marca a la que pertenecen tus altavoces para preguntar, en primer lugar, qué tipo de material es el revestimiento de madera, y en segundo lugar cómo mantenerla. Esto es importantísimo porque puede ser necesario que la barnices cada cierto tiempo, pero dependiendo de la madera tal vez necesite otros tratamientos más agresivos.

Debido a esto, asegúrate, consultando con un profesional, de qué tratamientos podrían perjudicar el altavoz, pues es evidentemente preferible que el dispositivo funcione a la perfección a la que madera luzca perfecta, siempre y cuando su estado no ponga en peligro el correcto funcionamiento del altavoz en cuestión. En cualquier caso, lo único que necesitas saber para mantener la madera de tus altavoces es vigilar que no sufra ningún daño directo y, de vez en cuando, barnizarla a lo sumo. Si es necesario aplicar algún otro tratamiento te lo indicará en el manual del propio apartado, y si por lo que fuere llegase un punto en el que efectivamente necesitases hacer un mantenimiento más elaborado o arreglar algún daño específico, consulta con una persona de confianza que domine del tema para tener la seguridad de que el remedio no será peor que la enfermedad.

Compártelo en tu red social: