Tipos de puertas

Tipos de puertas

A la hora de elegir una puerta para el hogar, conviene conocer los distintos tipos que existen en el mercado, así como las cerraduras que emplearemos para lograr una mayor seguridad. A la par de la estética y el diseño de estos elementos constructivos, debemos tener en cuenta además el material de confección, el número de bisagras, y la estructura general que responda a nuestras necesidades de privacidad y protección, entre otros aspectos. Aquí podrás conocer todo lo necesario para hacer una compra perfecta.

¿Cuántos tipos de puertas existen?

¿Cuántos tipos de puertas existen?

Para responder esta pregunta, debemos atender a la funcionalidad de la propia puerta, ya que existen incontables modelos, desde las puertas automáticas, giratorias y corredizas, hasta otros tipos menos comunes como las puertas holandesas, cortafuegos y venecianas. Sin embargo, para acotar nuestra búsqueda, nos centraremos en las puertas para exteriores que más seguridad nos brindan en el hogar, siendo estas las siguientes:

Puertas tradicionales: Son las más comunes de ver, especialmente en las diferentes habitaciones de un hogar. Aunque se fabrican mayormente en madera, también podemos encontrarlas en otros materiales como el PVC o el aluminio. Evidentemente, estas puertas tradicionales o rústicas, son las que menor nivel de seguridad nos ofrecen, razón por la que es necesario reforzarlas con una o dos cerraduras. Aun así, y al no poseer refuerzos metálicos en su estructura, este tipo de puertas pueden ser lo suficientemente vulnerables como para desaconsejarse su uso.

Puertas blindadas: Se trata de una evolución necesaria de las puertas tradicionales, y nos ofrecen mayores garantías, ya que vienen preinstaladas de fábrica. Aportan además un gran nivel de seguridad y estética, porque poseen un recubrimiento de madera, mientras que, en su interior, se encuentran reforzadas con varias chapas de acero para impedir el libre acceso al interior de nuestra vivienda. En el marco que acompaña a este tipo de puertas, también encontramos varios elementos de seguridad, pues generalmente, la armazón de madera consta de una cerradura potente, y varios puntos de anclaje o bisagras que evitan el apalancamiento por parte de los ladrones.

Puertas acorazadas: En un tercer nivel, encontramos las puertas acorazadas, modelos diseñados explícitamente para brindar seguridad y protección máximas en donde se instalen. Aunque se trata de las menos económicas, estas puertas nos ofrecen una garantía fuera de toda duda, pues su estructura se fabrica en acero macizo, y al mismo tiempo, vienen equipadas con varias cerraduras centralizadas e independientes, es decir, cada tubo actúa por separado para aumentar aún más el grado de dificultad ante un robo o allanamiento. Para no perder en elegancia, las puertas acorazadas se revisten con láminas de PVC o madera, y en cuanto al marco, también se fabrica en acero, con bisagras especiales que refuerzan el conjunto. 

En cuanto a la cerradura…

Cerradura de una puerta

Hablar de cerraduras seguras para el hogar, es otro punto importante que no podemos pasar por alto, pues estos elementos complementan la seguridad de una puerta, aunque se trate de un modelo tradicional o una puerta blindada. Éstas son las tres cerraduras que nos ofrecerán un grado de protección inigualable.

Cerraduras electrónicas: Se trata de las más modernas, y como tal, nos ofrecen varias ventajas que no encontramos en otros modelos. Por ejemplo, podemos configurar una cerradura electrónica para que pueda cerrarse o abrirse con nuestras huellas digitales, o incluso, con una aplicación móvil.

Cerraduras multipunto: Como su nombre lo indica, consta de varios puntos de cierre independientes, por lo que resultan mucho más difíciles de vulnerar, y además, algunos modelos pueden instalarse en el marco de la puerta, lo que evita el apalancamiento.

Cerraduras de alta seguridad: Podemos verlas instaladas en puertas blindadas o acorazadas, y han sido diseñadas con la más alta tecnología, por lo que su grado de protección es perfecto para evitar fuerces o el uso de ganzúas.

Muchas veces no somos conscientes de la importancia que tienen las cerraduras, pensado que lo único importante es que las puertas sean blindadas y que cuenten con las máximas medidas de seguridad. Pero, como podemos leer en este artículo de ElDia.es, casi un 80% de las cerraduras no son 100% seguras. De ahí la importancia de optar por una de las cerraduras que veíamos anteriormente.

Eligiendo una puerta segura

Eligiendo una puerta segura

Antes de decidirnos por un modelo específico de puerta para nuestro hogar, necesitamos primero evaluar el presupuesto con el que contamos y el grado de protección que necesitamos en nuestro hogar. Si vivimos en un ático o en un bajo, si contamos con sistema de alarmas, si permanecemos mucho tiempo fuera de casa, si queremos proteger bienes de alto valor dentro del hogar, cada uno de estos aspectos deben ser tenidos en cuenta a la hora de adquirir una puerta segura, pues puede que solamente necesitemos un modelo tradicional con dos cerraduras, o tal vez, una puerta acorazada con una cerradura multipunto. Para ayudarte en tu búsqueda, te dejamos con estos consejos importantes para cuando decidas renovar la puerta de tu hogar:

- Para saber si una puerta es de calidad, golpéala suavemente en varios puntos de su superficie, si no suena hueco, se trata de un buen modelo.

- Un buen modo de saber si una puerta posee la calidad requerida, es cuando cuenta con la certificación europea vigente (UNE 851602013), que recoge los aspectos mínimos de seguridad que debe cumplir.

- Nunca te olvides de solicitar información sobre el material de confección. El metal, la fibra de vidrio y la madera sólida, son tus mejores aliados en este sentido.

- Además de la cerradura de serie que incorpora la puerta, nunca está de más instalar una segunda cerradura. Busca un modelo con interbloqueo que no pueda ser accedido con llave desde el exterior.

- En cuanto a los cerrojos, nada como elegir aquellos fabricados en metal (grado 1 o 2). El pestillo superior, debe poseer una medida por encima de los 2.5 cm (sin tornillos).

- Una vez que hayas encontrado la puerta ideal con todos estos consejos, comprueba además que sus dimensiones coincidan con el hueco donde la colocarás en tu hogar. Así podrás instalarla más fácilmente.

- Recuerda además que una puerta segura, debe contar también con sistemas antibumping y antirrobo.

- En el caso de las bisagras, búscalas con tornillos de fijación que no sean inferiores a los 7.5 cm de longitud.

- Del mismo modo, busca un modelo doble si decides instalar un cerrojo de cilindros. Es mucho más seguro.

Compártelo en tu red social: