Ideas básicas para crear un salón nórdico

Ideas básicas para crear un salón nórdico

El estilo nórdico o escandinavo es un estilo proveniente de Noruega, Dinamarca y Suecia y debido a su gran aceptación es uno de los más gustado a nivel mundial. Es muy funcional y se caracteriza por ser muy sencillo y de gran comodidad. Su fundamento esencial es no colocar piezas que no tengan uso como decoración.

En el siguiente artículo, se muestran las principales características de este estilo que ha tomado un gran auge en Europa. Los colores, el empleo de madera y otros materiales muy nobles.

Colores nórdicos en el salón

Colores nórdicos

Las paredes por lo general son de color blanco aunque si se encuentran cubiertas de algún tapiz con un patrón moderno permanecen así. En el caso de del techo y el piso son usualmente de color hueso.

Como colores para combinar el gris y el beige son ideales, aunque si lo que prefieren es resaltar colores oscuros, los muebles de madera color expreso son una buena opción. También se suelen usar mucho los colores verde manzana, amarillo, anaranjado o azul mar y de más está decir que el fondo debe ser blanco.

Decoración e iluminación natural

La decoración por la que se caracteriza este tipo de decoración es muy sencilla pues cada uno de los elementos que se artículos para esto están destinados a esta única función. En esta región se caracterizan por decoraciones donde cada espacio tenga una utilidad y no que se use simplemente para colocar un objeto decorativo. Como propósito este estilo busca que la estética no sea el único elemento sino que además sea muy práctico.

La luminosidad que se busca es que sea central de ahí la importancia de emplear al máximo la luz natural o emplear colores capaces de proporcionar ese efecto.

Textiles y materiales para un estilo nórdico

Fuente de la imagen: http://www.sofasikea.com/sofas-pequenos

Textiles y materiales para un estilo nórdico

Los textiles son muy empleados para los decorados escandinavos. Dentro de estos los más relevantes son el lino, el algodón y las pieles. Normalmente se usan para hacer almohadones, mantas y alfombras. El leitmotiv es esto estilo de decoración muy empleado, y se trata del empleo de animales naturales como cuernos, pieles, cabezas, etc.

En sofás, sillones e incluso sillas puedes usar mantas y fundas para "vestirlos" y que le den calidez y colorido a la pieza. La imagen superior es una buena muestra de ello. Los cojines son otro de los complementos que no pueden faltar, sobre todo en los sofás. Busca modelos coloridos, de líneas geométricas, motivos geométricos,... 

Generalmente este estilo no requiere de abundantes muebles, sino que cuenta con los elementos necesarios donde cada uno responde por una única función. Para cumplir los objetivos de esta decoración en el hogar solo debe haber muebles que emplees, no puede haber cosas que no uses o que no tengan ninguna función. Esto te permite que solo se invierta en muebles y accesorios útiles y de gran calidad. 

Como ultimo detalle de este estilo cabe destacar la característica que tiene de mostrar una decoración low cost y DIY (do it yourself). Es cierto que a lo que tenemos acceso muchas veces es a replicas que unidas a nuestros diseños dan un estilo único e indiferente.

Muebles de líneas rectas en un salón nórdico

Muebles de líneas rectas

Estos muebles se caracterizan por ser bajos y con líneas rectas. A pesar de ser muy simples hacen que las habitaciones luzcan muy chic. Generalmente son blancos aunque uno u otro muestran color oscuro. Esta combinación de colores hace que la decoración resalte más y se vea fina. En Ikea vas a poder encontrar todas estas modalidades. 

Este modo de decoración requiere de una gran organización es por eso que es imprescindible que tengas lugares específicos para colocar todo aquello que no forme parte de la decoración. Ahora, en estos casos que se emplean pocos muebles resulta un poco complicado de ahí que los muebles que se busquen tengan el espacio suficiente para poder guardar. Otros lugares muy útiles para mantener todo esto bien organizado son en los armarios, debajo de las camas, los closet, entre otros sitios que te permiten mantener guardado todo aquello que no empleas.

Cuadros y decoración de las paredes

Las paredes vacías son muy empleadas en el estilo nórdico. Es este el lugar ideal para colocar laminas, composición de fotos, en fin, artículos muy variados que se combinan entre si dando hermosas sensaciones. Es en este punto donde el negro y blanco se utilizan muchísimo fundamentalmente como color base.

El estilo escandinavo muestra cuadros y portarretratos con un estilo escandinavo. Los tamaños son muy variados desde grandes hasta otros más pequeños combinados para formar collage. También se muestran piezas de arte tanto clásicas como otras más modernas, todo depende de cual sea el estilo que desees imponer. El contraste de colores es muy importante que lo sigas manteniendo en estos casos.

Compártelo en tu red social: