Claves del estilo escandinavo

Claves del estilo escandinavo

Claves del estilo escandinavo

No sabemos si es por su carácter informal, por la posibilidad de colocar objetos reutilizados, por el minimalismo que trasmite o por la luminosidad que ofrece a todos los espacios, pero lo cierto es que el estilo  nórdico es uno de los que más de moda están actualmente. 

Si deseas crear un ambiente nórdico en tu hogar y quieres un pequeño resumen de las claves que requiere este estilo decorativo, a continuación te mostramos las bases del estilo escandinavo explicadas de una forma breve, para que de un vistazo sepas lo que debes buscar para crear un espacio conseguido.

Iluminación clara

Iluminación de una decoración nórdica

La luz es una de las principales claves del estilo nórdico. Cuanta más luminosidad tenga tu espacio, mejor. Piensa que en los países nórdicos la luz del sol no es tan frecuente como en otros lugares del mundo, por lo que intentan aprovechar cualquier rayo de luz y potenciarlo. Y ya os aseguramos que lo consiguen.

Por ello potencia al máximo la entrada de luz eliminando las cortinas o utilizando materiales suaves como el algodón, el lino o la seda de tonos claros. Igualmente mira que no haya ningún objeto cerca de la ventana que pueda “robar” luminosidad o crear sombras.

Color de las paredes

Color de una decoración nórdica

Además de potenciar la luz, haz que sus rayos se multipliquen. Para conseguirlo los colores claros en las paredes de tu hogar son los mejores aliados. El blanco será el color predominante, aunque también pueden utilizar beiges o grises claros. Materiales brillantes como el cristal o elementos como los espejos son bienvenidos, porque ayudan a reflejar aún más luz.

Suelos claros de madera

Suelos para una decoración escandinava

La claridad de los espacios no debe reducirse solo a las paredes, adoptándose también a los suelo. Unos suelos de tonos claros contribuirán a generar espacios más amplios y más luminosos. La madera, por su parte, es un material natural que trasmite mucha calidez. Su naturalidad le aporta al espacio un toque rustico propio de la esencia del diseño nórdico.

Puedes completar tu suelo de estilo nórdico con alfombras cálidas y mullidas. Para romper la monotonía del blanco, puedes escoger éstas con colores animados buscando el contraste.

Muebles sencillos y aéreos

Muebles de una decoración nórdica

Los muebles ideales para una decoración escandinava deben ser discretos y sencillos, con una línea de diseño recta y pura. Como vemos, de un estilo muy similar a los de una decoración minimalista. Además éstos buscarán la ligereza visual, generando aún mayor sensación de espacio.

La madera combinada con otros materiales como el vidrio o el metal es la combinación de materiales perfecta. Siempre en colores blancos, grises o en tonos de madera muy claro. Para los sofás y los sillones, el cuero y las pieles son los materiales más recomendables.

Elementos naturales

Materiales naturales en un interior nórdico

Por supuesto materiales naturales como la madera, el mimbre, el bambú o el cuero son protagonistas en un interior nórdico, pero también puedes animarte a colocar elementos naturales como plantas colocadas en lugares estratégicos de la casa. Espacios como el salón, la cocina o el cuarto de baño agradecen la presencia de plantas naturales.

Si no tienes tiempo para cuidar de plantas naturales no descartes esta opción. Siempre puedes colocar plantas artificiales de buena calidad que imiten el diseño de las plantas naturales. El efecto visual es casi el mismo.

Compártelo en tu red social: